Heimdal: el hijo menos conocido de Odín

 

Anteriormente hablamos del Bifröst “el puente arcoíris” que conocimos como conectaba el mundo de los humanos con el mundo de los dioses nórdicos y su legendario guardián Heimdal y hoy queremos ahondar en su historia personal, dado que es uno de los hijos de Odín menos conocidos.

Hoy en día conocemos el nombre de Heimdal y algunas batallas gracias a las películas de Thor y por tanto este es al que mejor conocemos, el dios del trueno ya que sus batallas son legendarias y sus historias interminables.

 

EL DIOS BLANCO

 

Se dice que Heimdal nació de una experiencia de Odín dando un paseo por el mar, en el cual llego a conocer a nueve damas gigantes de las cuales quedo enamorado.

Llegando a desposarse con todas ellas, las gigantes dieron lugar a concebir a Heimdal, el guardián de Asgard y vigilante del Bifröst, que hoy en día conocemos como “el puente arcoíris ardiente”.

Dado que Heimdal era un ser mestizo Æsir y Jotun, nació con un tamaño muy superior al de sus hermanos, sin llegar a ser un gigante pero si uno de los mas altos y con una fuerza que se equiparaba a la de su hermano Thor y la de Tyr, el dios de la guerra.

Ya que Heimdal tenía un cometido de gran responsabilidad, todo ello era gracias a sus agudos sentidos, dado que Heimdal apenas necesitaba tiempo para el descanso, era capaz de ver a cientos de kilómetros de distancia e incluso se dice que podía oír crecer la hierba.

 

EL PERFECTO GUARDIÁN

 

Heimdal poseía la armadura blanca de Asgard, su gran espada y el cuerno de luna bautizado como “Gjallarhorn” con el cual se anuncio el fin de los días y famoso Ragnarok.

Hasta la llegada de este día, Heimdal mantiene su guardia bebiendo fino hidromiel en su maravilloso hogar Himinbjörg, que se encuentra donde termina el Bifröst.

Es un dios muy bien dotado de facultades desde su nacimiento, nacido especialmente para cuidar y velar por la seguridad de los dioses.

Se le conoce como el dios del orden, llegando a pelear con Loki, el dios del engaño que ya conocemos también en las películas de Thor, en esta batalla Heimdal persiguió y lucho contra Loki por el collar de la diosa Freyja, el cual recupero y salvo de este modo a la tierra.

Incluso porque no, conociendo que Heimdal era sin duda alguna el dios protector de los demás dioses, ¿podría ser así el protector de la legendaria hidromiel que tanto apreciaba su padre?

Cierto es que en su morada Himinbjörg, abundaba el hidromiel.

Cuéntanos, ¿Crees que Heimdal también protegía la bebida predilecta de Odín?

Y si era así, ¡larga vida Heimdal, Guardián de Asgard!